jueves, 2 de octubre de 2008

La costa oeste - Big Sur

Nos dijeron que la carretera que bordea la costa de California es la más bonita del mundo, puede ser exagerado, pero sí, es cierto que es muy bonito viajar por ella, hay vistas espectaculares y el puente Bixby es una muestra de ello, desde él pueden verse preciosos acantilados y maravillosas calitas, fueron incontables las paradas que hicimos para recrearnos con el paiseje y hacer muchas fotos.
También está el aliciente de visitar pueblos como Carmel, un lugar donde muchas de sus casas parecen sacadas de un cuento, esto se debe a que fué fundado por actores, escultores y poetas, el conocido actor Clint Eastwood fué uno de sus alcaldes y donde reside actualmente.
Carmel es un pueblo muy turístico que hay que visitar, pasear por su playa aunque sea con bufanda - hace frío también en verano - y hacer una visita a la misión de San Carlos Borromeo, la segunda misión fundada en California, francamente bonita su iglesia y demás instalaciones, todo ello rodeado de bonitos jardines .
Lo que tambien nos entusiasmó fué, ver playas que estaban llenas de leones marinos, asi pudimos hacer nuestro reportaje personal que "mola mucho".
También hay playas para divertirse haciendo "carreras" con el coche , por supuesto en zonas dedicadas a tal fin, y la velocidad es a 20 por hora .
Este viaje desde San Francisco a San Simeón fue muy emocionante para nosotros, lo pasamos muy bien, de ello se encargaron nuestros acompañantes, las cuatro personas que más nos quieren y que nos contagian la ilusión de viajar .
Al regresar a San Francisco lo hicimos por el interior y nos encantó igualmente, el paisaje es precioso muy variado y no permite aburrirse .

3 comentarios:

maribel dijo...

Es verdad que todos ibamos buscando la carretera más bonita del mundo, y algunos lo que queríamos era conducir por ella. California tiene tantos km. de costa que es díficil decidir el itinerario. Y teneís razón, las carreteras interiores pasando por Calavera Road al bajar y por la zona de viñedos y lagos de la interlake 14, al subir, no te dejan aburrirte.
Lo de las misiones del "Camino Real"pueden ser un viaje por sí solas. La misión de La Purisima, por su extensión y por su magnifica restauración fué tan interesante como la de Carmel.
Por cierto, da gusto hacer de guía con viajeros tan aplicados y agradecidos como los tiramillas.
A por la próxima!.

El Guisante Verde Project dijo...

Y que me decís de Morro Bay, esas magníficas habitaciones, las vistas de la bahía, las "cestitas" con el desayuno, y, para los iniciados, el MerryMaker..., eso sí que era un antro auténtico.
Hay que decir que fue un viaje emocionante para todos, aunque Toby lo tenía difícil con tanto subir y bajar.
Pero, son tantas las anécdotas!; el amable sheriff que se interesaba por nuestro estado, la Calavera's Road, el garito de carretera en King City: Wild Horse Café, Home of the Trucker Burger; Salinas, y su Centro de Steinbeck... en fin que da para mucho, mucho.
Y nos alegra y emociona pensar que contagiamos la ilusión de viajar..., pero tanto??!!

Alvi dijo...

Los comentarios est'an a punto de eclosionar en otras tantas historias, que son, como las carreteras de la costa, variadas, intensas, y siempre sorprendentes donde menos te lo esperas.