martes, 7 de octubre de 2008

Un toque de atención

Wall-e, esta película animada de ciencia ficción no es una más para niños, mas bien es una llamada de atención al problema de la contaminación de nuestro planeta.
Todos debemos colaborar en la solución de este problema. Marcharnos a otro planeta sí que es ciencia ficción, y de ser posible ¿quién podria hacerlo?
Por lo tanto pongamos manos a la obra.
Reciclemos, no contaminemos las aguas ni el aire. Cada uno de nosotros en la medida de nuestras posibilidades podemos hacer mucho, no quemando los montes, usando el coche para lo necesario, comportándonos cívicamente y no tirando basura por todas partes, chicles, colillas, plásticos etc.
Eduquemos a nuestros niños para que sigan el ejemplo de Wall-e un robot que nos da una lección de humanidad y de respeto al medio ambiente.

4 comentarios:

Alvi dijo...

Desperdiciamos mas de lo que aprovechamos... eso tambien nos deberia hacer reflexionar...

El Guisante Verde Project dijo...

Estoy de acuerdo con lo que decis, y creo que es algo a tener en cuenta siempre; también Alvi está acertado, y probablemente ahí tenemos mucho trabajo que hacer.

maribel dijo...

En un mundo donde todo parece de usar y tirar, tenemos que aprender de los mayores, a los que veo comprar el pan todos los días, llevando la bolsa de papel una y otra vez, en vez de obligar a la panadera a consumir una distinta cada día.
La película de Wall-e, nos hace pensar que igual que las personas, también las cosas se merecen una segunda oportunidad.

Mertxe dijo...

Estoy de acuerdo en todo lo que habeis dicho. Además consumimos más de lo que realmente necesitamos.