miércoles, 3 de diciembre de 2008

Indian Grinding Rock

En el viaje a Estados Unidos vivimos días estupendos, uno de ellos fue la visita a Indian Grinding Rock parque histórico estatal, con grandes prados y arbolado donde abundan los robles.
En este parque hay reproducciones de las viviendas de los indios Miwok. También hay Petroglifos con diversos dibujos y esculturas con antigüedad de unos tres mil años.
Nos llam
ó especialmente la atención una zona donde el suelo es de piedra, casi liso, y en él hay una gran cantidad de Morteros ( la mayor de América del Norte) estos morteros hechos en la roca los usaban los indios para moler semillas y bellotas.
Las bellotas eran muy importantes para ellos ya que con su harina hacian el pan, sabian como quitarle el amargor para darle un sabor mas agradable.

Un edificio circular hecho con troncos de madera es una muestra de la arquitectura de los Miwok que nos dejó bastante sorprendidos por su complejidad.
En este edificio hoy en dia se
reunen los nativos varias veces al año para celebraciones, pero la mas importante es la que hacen el último sabado de septiembre para celebrar la fiesta de la bellota, con cantos y danzas de sus antepasados, también cuentan cuentos antiguos a los niños etc.

Después de este paseo tan relajante nos fuimos a Nevada City para tomar un café en el bonito Hotel Nacional, desde su terraza se ve toda la calle Broad Street con edificios históricos.
El Teatro Nevada es uno de ellos, la casa de los bomberos es muy bonita, la iglesia metodista también está muy bién, en general esta calle es muy interesante toda ella.
En Nevada City se puede pasar un dia muy agradable y comprobar si somos envidiosos o no, mirando las "casitas" que hay por allí.

3 comentarios:

maribel dijo...

Mirando las casitas no sé, pero leyendo vuestro comentarios uno se vuelve envidioso, de ese viaje de detalles: hay comida, café, danzas y ritos, indios y petroglifos, texturas, molienda, sabores...

Alvi dijo...

La "ruta del oro" es fascinante, sin duda, y Grinding Rock es uno de los escasos parques californianos dedicados al respeto de las tribus nativas. ¿Qué hay de Jamestown y su Museo del Ferrocarril, de Sonora, o de Columbia City, incluso Coloma? Por cierto, que el estilo del artículo demuestra ya una madurez y estabilidad artística inmejorable para el blog. ¡Una voz que invita a visitar estos lugares tan sugerentes, y en su sencillez, lleno de historias!

monikita nipone dijo...

Quiero un post vuestro sobre Columbia City y el fantasma de su hotel...Bajo vuestra cama.